Dos semanas. El corazón quiere lo que el corazón quiere: phở.

Hace dos semanas recibí en el correo un paquete de un remitente misterioso. Venía en una cajita rectangular de cartón corrugado. Bruno gritó: ¡Es una nintendo swtich! (pobre, nunca pierde las esperanzas). Yo en cambio, estaba segura de que era un libro de cocina porque solo los remitentes misteriosos que conocen bien a las personas,… Seguir leyendo Dos semanas. El corazón quiere lo que el corazón quiere: phở.

Cinco días, cinco ensaladas. 2a parte.

JUEVES: DE POLLO, FIDEOS DE ARROZ, VEGETALES Y ADEREZO SOYA-JENGIBRE. Me gusta que haya días en los que la ensalada sea la comida entera. Hablé en otro post sobre mi fijación con los platos todo en uno. Las comidas ensaladas son muy parecidas, tanto que la frontera entre ambas es casi tan confusa como el muro… Seguir leyendo Cinco días, cinco ensaladas. 2a parte.

Bibimbap y mi fijación con los platos “todo en uno”.

Tengo una fijación con poner varios tipos de comida en un mismo plato. Durante mi periodo de experiencia restaurantera como chef residente en el Café Zena, lo hacía de manera recurrente: menú de comida corrida sin entrada, un solo plato fuerte con muchos montoncitos de comida distinta (y postre, claro). Había personas que le agarraban muy… Seguir leyendo Bibimbap y mi fijación con los platos “todo en uno”.